Estrategias de internacionalización empresarial

La transformación de una empresa nacional en internacional es un proceso gradual que exige un importante esfuerzo no exento de complicaciones.  La internacionalización de un producto o servicio empresarial se incardina en el marco del comercio internacional que está sujeto a unas variables de naturaleza económica, jurídica y política que se deben conocer para aminorar los riesgos intrínsecos de un proceso de internacionalización.

Beneficios de la internacionalización empresarial:

  • Seguir creciendo en tu propio sector empresarial.
  • Diversificar el riesgo de operar en un solo mercado.
  • Compensar una crisis en el mercado interno a través del comercio internacional.
  • Desarrollar nuevas estrategias de mercado para ser más competitivo.
  • Conseguir mayor rentabilidad en todos sus procesos productivos.
  • Ganar prestigio.

 

Elementos clave de la internacionalización

La internacionalización de una empresa abarca cualquier acción o estrategia para desarrollar su actividad fuera de los mercados que constituyen su entorno geográfico natural. Este proceso debe hacerse con un conocimiento detallado de todas las variables que pueden incidir positiva o negativamente a la hora de afrontar este reto empresarial.

La empresa que apuesta por la internacionalización debe adaptar su plan de marketing a nuevos mercados y analizar diferentes formas de posicionarse en ellos. El estudio de mercado es una de las herramientas que definen las estrategias de internacionalización. Gracias a él pueden obtenerse datos importantes:

  • Ventaja competitiva
  • Estrategias de entrada en el mercado
  • Coste
  • Rentabilidad

Estos datos sirven para marcar una ruta, minimizar errores y adaptar rápidamente estrategias globales.

 

Tipos de internacionalización

Las diferentes estrategias de internacionalización empresarial permiten valorar todas las opciones para penetrar en un mercado extranjero.

 

Exportación

Es la estrategia más flexible pero también la que más riesgos implica. Muchas veces la exportación abre las puertas a otras estrategias de internacionalización.

Podemos distinguir entre:

  • Exportación indirecta: la empresa productora no interviene directamente en la exportación sino que la delega en terceros.
  • Exportación directa: la empresa exportadora se ocupa de todos los aspectos desde la entrega hasta la documentación.
  • Exportación cooperativa: frecuente en empresas de menor volumen, sirve para cubrir todas las necesidades logísticas que implica la exportación internacional.

Intermediación

Es una de las estrategias de internacionalización más seguras puesto que el control de la propiedad está en distintas manos disminuyendo riesgos. Entre las fórmulas de intermediación más importantes destacan:

  • Licencia. Ofrece a un agente permiso para usar patentes, tecnología y metodología de una empresa. Puesto que la inversión es mínima los riesgos para la empresa en fase de internacionalización también lo son.
  • Franquicia. Es la fórmula utilizada cuando una organización independiente opera bajo el nombre de otra utilizando su marca, imagen, cualificación y formación de personal.
  • Contratos de manufactura. Consiste en establecer una relación empresarial con un productor local. Sus productos se comercializan bajo el nombre de la marca principal.
  • Joint ventures. Son acuerdos entre diversas empresas para realizar operaciones y estrategias de internacionalización complementarias. Su principal ventaja es la cantidad de capital, que suele ser más alto que en otras intermediaciones comerciales.

 

Adquisición o fusión

Por norma general, la inversión se realiza sobre una empresa preexistente que está bien posicionada en el mercado objetivo y que conoce el grado de competencia existente y las exigencias de los consumidores del mercado objetivo.  evitando así, las dificultades legales, económicas, financieras y políticas que puede suponer crear una nueva empresa en un nuevo mercado.  En este sentido la adquisición y la fusión empresarial internacional suponen una menor inversión de tiempo y menor riesgo.

 

Fases de una estrategia de internacionalización empresarial

Fase 1

Es una fase poco planificada en la cual la empresa realiza sus primeras incursiones en el mercado internacional. El riesgo que se asume en estas operaciones es mínimo y su objetivo es familiarizarse con el mercado exterior y hacer una  primera evaluación y aproximación sobre condiciones del mercado objetivo tales como compradores, productos y competencia.

 

Fase 2

Es la fase de análisis fundamental para establecer la estrategia de internacionalización. Entre los aspectos internos a tener en cuenta se aborda la preparación de los directivos de la organización para acometer un reto internacional o la cantidad de recursos financieros que posee la empresa.

Por norma general esta fase conlleva plantear mejoras a nivel organizativo, contratar personal cualificado y establecer una red de contactos comerciales en el extranjero, además de realizar diversos estudios de mercado.
máster en derecho comparado europeo y americano

Fase 3

Es la fase más compleja y definitiva dentro de las estrategias de internacionalización, ya que se deben poner en valor todos los elementos que pueden poner en riesgo la acción comercial:

  • Aspectos culturales (idioma, religión, tipo de compradores, etc.).
  • Aspectos legales (impuestos, aranceles, operación de la Ley de propiedad intelectual, aranceles).
  • Aspectos políticos (estabilidad, tipo de gobierno, etc.).
  • Cuestiones puramente económicas (PIB, inflación).
  • Relación de infraestructuras (tecnológicas y de comunicación como carreteras, puertos, aeropuertos, etc.).

 

Por último, no debemos olvidar que la internacionalización es un proceso muy complejo que implica a todas las áreas de la empresa, y que para poder realizar estrategias de internacionalización empresarial rentables es necesaria la colaboración de toda la estructura organizativa. El objetivo final es abordar un proyecto más allá de nuestras fronteras rentables y con buenas expectativas a largo plazo.

 

Garantiza el éxito en la internacionalización de tu empresa

Para asegurar el control de todas las claves de este proceso y conocer a fondo las estrategias de internacionalización es fundamental una formación elevada. El máster en Derecho Comparado Europeo y Americano de los Negocios Internacionales se concibe para atender la demanda creciente de estudios de postgrado de carácter comparado en el que los estudiantes internacionales y europeos puedan ser formados jurídicamente con los principales aspectos que inciden en los negocios internacionales y, especialmente, en los negocios entre América y Europa.

En este máster los estudiantes podrán mejorar las habilidades y competencias profesionales necesarias para llevar a cabo la internacionalización correcta de los negocios.

Algunos objetivos de esta titulación son:

  1. Conocer en detalle las integraciones regionales económicas como sistemas que incrementan el intercambio económico y comercial.
  2. Comprender la situación geopolítica y geoestratégica de ambas regiones que pueden condicionar la realización de negocios.
  3. Entender las variables económicas y de desarrollo de ambas regiones.
  4. Analizar los mecanismos de solución de controversias que surjan de los negocios
  5. Estudiar la intervención pública en los mercados de ambas regiones y cómo afectan a las empresas que operan en los mismos.
  6. Asimilar las limitaciones impuestas en los negocios que se derivan de los sistemas de protección intelectual de ambas regiones.
  7. Asimilar las variables propias de ambas regiones para la consecución de la internacionalización de las empresas.

 

Infórmate y apúntate al máster que garantizará tu futuro convirtiéndote en un gran profesional. ¡Te esperamos!

 

 

Artículos relevantes

COMENTARIOS